5 consejos para cuidar tu corazón en vacaciones

Vacaciones.jpg

Las vacaciones son uno de los períodos que más disfrutamos y esperamos con más ímpetu a lo largo del año. Sin embargo, hay que ser cautelosos pues saltarse algunas buenas costumbres y los cambios de rutina pueden pasar factura a nuestra salud cardiovascular. Por eso es buena idea seguir estos cinco consejos indicados por cardiólogos.

• Buena alimentación y bien hidratados. Las comidas fuera de casa son más frecuentes en verano, cuando los horarios de oficina se dan por terminados con la llegada de las vacaciones. No hay nada de malo en ello siempre que controlemos un poco las grasas y la sal. Por eso es buena idea optar de vez en cuando al menos por platos cocinados al vapor, a la parrilla o a la plancha, procurando también que las verduras y hortalizas no se queden fuera de nuestra dieta. Los pescados, que suelen apetecer más en estas fechas, son igualmente buena elección. En cuanto a la hidratación, bebe agua durante todo el día, mínimo 2L diarios.

• Control de la medicación. Si viajas a un país con una zona horaria diferente, no te olvides de tomar la medicación a la hora correcta. Una buena idea para que no te pase es poner una alarma en el móvil que te recuerde tocar las medicinas.

• Evitar el síndrome de la clase turista. Ten cuidado con el llamado síndrome de la clase turista, que se produce al permanecer inmóvil en un lugar reducido durante un periodo prolongado de tiempo. Consiste en una dificultad en el retorno de la sangre al corazón, lo que fuerza su acumulación en las venas de las piernas y puede llegar a formar un coágulo que, si se libera a la circulación, es posible que produzca una embolia pulmonar. Para evitarlo, los asientos situados en los pasillos son una buena elección, ya que nos permiten levantarnos cada cierto tiempo (una vez cada hora) y aprovechar para caminar un poco, además de hacer algunos ejercicios simples en el asiento como estirar las piernas y los tobillos. También es importante evitar cruzar las piernas, no llevar prendas ajustadas y no tomar mucho café, té o alcohol, así como incrementar el consumo de agua para mantener una hidratación óptima.

• Ejercicio. Aunque estés de vacaciones, es recomendable seguir haciendo mínimo 30 minutos al día de ejercicio físico, y además, practicarlo a las horas adecuadas. Las primeras y las últimas horas del día ofrecen temperaturas más suaves que el organismo agradecerá.

• Cuidado con el alcohol. Las celebraciones que incluyen alcohol son un clásico del verano. Aprovechamos que estamos de vacaciones y no tenemos obligaciones laborales para disfrutar haciendo lo que nos apetezca, y a veces, sin darnos cuenta, aumentamos el consumo habitual de alcohol. Una excesiva ingesta de alcohol puede provocar consecuencias muy negativas para el corazón, así que mejor controlarse o directamente evitarlo.

Esperamos que estos consejos te ayuden a cuidar de tu corazón incluso en vacaciones y, como no, que disfrutes al máximo las mismas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *