Baño de tu bebé: paso a paso

mustela-bebe.jpg

Ciertamente, nunca imaginas bañar a un bebé hasta que te toca. Es tan pequeño y frágil que parece una misión muy complicada. A pesar de las dudas y preguntas de muchos padres cuando tienen que bañar a su bebé por vez primera, no es tan difícil. No te sientas insegura o ansiosa, bañar a tu bebé es fácil, si sigues los pasos básicos.

Primero, comprueba que la bañera esté bien limpia. Debes tener todo a mano: toalla, gel de baño, esponja, pañal, crema protectora de pañal y su ropita. Asegúrate de que la temperatura de la habitación o el baño esté adecuada. Ésta debe ser cálida, la temperatura ambiente debe estar entre los 23 y los 25 ºC.

Segundo, el agua no debe estar caliente, usa un termómetro para asegurarte de que la temperatura esté entre los 34 y 37 grados centígrados.

Tercero, desnuda al bebé y báñalo lento y suavemente. Comienza el baño de arriba hacia abajo, iniciando por la cabeza. NPresta atención a las áreas que debes revisar porque acumulan sudor y suciedad (cuello, axilas, ingle, muslos). Una vez que laves su cabeza, sostén sus hombros con una mano e introduce los dedos por debajo de su axila. Tranquila, no será difícil sujetar las piernas o el trasero con la otra mano, así su cabeza estará fuera del agua, mientras le lavas.

Cuarto, sonríele a tu bebé mientras lo bañas. Esto es muy importante. Tiene que sentir que no es un castigo, debe verlo como un momento agradable.

Quinto, utiliza un gel neutro, delicado para tu bebé. Gíralo cuidadosamente para lavar su espalda y nalgas.

Sexto, una vez que esté limpio, levántalo con suavidad y arrópalo con una toalla. Envuélvelo y dale calor. Sécalo bien.

Ahora vístelo de arriba hacia abajo para que no pierda calor.

GEL DE BAÑO RECOMENDADO PARA TU BEBÉ: Mustela Bebé Gel Dermolimpiador es ideal para el aseo diario del cabello y cuerpo de tu bebé. Puede usarse en recién nacidos.

Modo de uso: solo debes usar una pequeña cantidad sobre la mano o esponja. Emulsiónala sobre la piel húmeda de tu bebé.

IMPORTANTE: No sumerjas al bebé por completo dentro de la bañera hasta que no se caiga su ombliguito (cordón umbilical). Mientras tanto, solo limpia con una esponja húmeda su cuerpecito.

¡Espero haberte ayudado!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *