Cómo recuperar la belleza de la piel y el cabello después del verano

piel.jpg

Después del verano, el cuerpo y el cabello necesitan reponerse de las agresiones del sol y el viento que, sumadas al agua salada del mar y al cloro de las piscinas, son una terrible combinación para la piel y el pelo. En el blog de esta semana te traemos algunos consejos para que luzcan perfectos incluso una vez finalizado el verano.

Empezando por el cabello, para que este luzca bien tiene que estar saludable. Para ello, lo mejor es hacer un saneamiento de puntas, aunque esto no sería suficiente, ya que la estructura seguiría debilitada. Por tanto, además de visitar la peluquería es recomendable utilizar algún champú o mascarilla que ayuden a recuperar la vitalidad del pelo, como es el caso de PHYTOKERATINE MASCARILLA ULTRA REPARADORA 200 ML.

En el caso de la piel, esta también se ve afectada en la temporada estival debido a los cambios bruscos de temperatura resultantes de la diferencia que existe entre el exterior y los ambientes con aire acondicionado. La sudoración y la consecuente pérdida de minerales y agua producen una gran deshidratación y sequedad. Sin duda, este desequilibrio se ve agravado por las radiaciones solares (rayos ultravioleta), que son las que más afectan a la epidermis.

Por tanto, lo primero que hay que hacer para recuperar el bienestar de la piel es eliminar las células de la superficie para que emerjan las capas más jóvenes. Podemos realizar un peeling en casa con mascarillas exfoliantes o similares. Una vez recuperada la piel a nivel celular, se debe pasar a la etapa de rehidratación. Puede hacerse con productos que fijen el agua en las capas más profundas, y que contengan activos concentrados como el hialurónico, urea y ceramidas, como por ejemplo UREADIN LOTION 10 de ISDIN.

Gracias a estos cuidados la piel lucirá más sana, aunque debes recordar que, para mantener un cabello y una piel bonitos, es mejor hidratarlos y protegerlos de la radiación ultravioleta durante todo el año, especialmente en verano. Así mismo, es recomendable que también vayas preparando tu cabello y piel para el frio venidero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *