Consejos para aliviar la tos

tos.jpg

Todos en alguna ocasión hemos tenido tos. Se trata de un mecanismo de defensa del organismo para mantener la garganta y las vías respiratorias despejadas y puede venir acompañada de mucosidad o flemas.

TIPOS DE TOS

Es importante saber qué tipos de tos existen:

Tos seca: aquí no se expulsan mucosidades, pero produce picor de garganta, irritando las vías respiratorias, además de dificultar el descanso por la noche.

Tos productiva: es la típica tos con mocos, que va acompañada de expectoración, por lo que contribuye a la limpieza de las vías respiratorias.

Tos aguda: se produce en procesos infecciosos de corta duración de las vías respiratorias, como la gripe o resfriados. Suele desaparecer a las 3 semanas.

Tos crónica: se considera crónica cuando se prolonga más de 3 semanas. Las causas pueden ser el tabaco o la bronquitis crónica.

CONSEJOS PARA COMBATIR LA TOS:

– Cuando suframos un ataque de tos, lo mejor que puedes hacer es beber agua o algún caramelo con miel, ya que proporciona un efecto calmante.

– Tener los pies calentitos también ayuda, por lo que puedes frotar ungüento de mentol de eucalipto en los pies y ponerte unos calcetines.

– A la hora de dormir es aconsejable tener la almohada elevada y dormir de lado.

– Unos de los peores enemigos de la tos es la sequedad ambiental, por lo que es aconsejable humedecerla con un vaporizador. Esto te ayudará a notar mejoría en el picor de garganta.

– Tomar un baño de vapor mejora la tos ya que despeja las secreciones nasales.

– No es conveniente recurrir a los antitusivos, al menos que el médico o farmacéutico te lo recomiende. Para la tos seca vienen bien, pero con mucosidad no.

 

REMEDIOS CASEROS PARA LA TOS

A continuación os dejamos unos remedios caseros naturales con los que calmar la tos:

Cucharada de miel: la miel es una sustancia espesa, pegajosa y muy dulce y su forma viscosa es perfecta, ya que ayuda a suavizar la garganta.

Leche con miel: cuando tengamos la garganta irritada lo que haremos será calentar un vaso de leche bien caliente y echar 2 cucharadas de miel, removerlo bien y al tomarlo notarás un alivio en la garganta.

Té de pimienta con miel: se añade en una taza de agua hirviendo una cucharada de pimienta fresca (grano gordo) y 2 cucharadas de miel. Se deja reposar 15 minutos y a continuación la colamos y la tendremos lista para tomar.

Jarabe de jengibre: se necesita 3 cucharadas de jengibre picado, 1 cucharada de menta seca, 4 tazas de agua y 1 taza de miel. Picamos el jengibre y lo añadimos junto con la menta a 4 tazas de agua. Esta mezcla se lleva a ebullición y se cocina a fuego lento durante 15 minutos. Una vez fría se añade la miel y esperamos hasta que se haya disuelto la mezcla.

Ajo: sirve para curar la tos con flemas, ya que contiene varias propiedades que le permite actuar como antibiótico.

Esperamos que estos consejos os ayuden a tener una pronta recuperación. Si tienes alguna duda, no dudes en contactar con nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *