Cuida tus pies

junte-pies-contra-piscina-dia-soleado_13339-73187.jpg

Los pies son, sin duda, una de las partes de nuestro cuerpo más castigadas y, en muchas ocasiones, a los que menos atención prestamos.
Nuestros pies se merecen, después de un duro día de trabajo, recibir todos los cuidados necesarios para sentirse bien.
La mayor parte del tiempo nuestros pies permanecen ocultos, encerrados dentro de los zapatos, botas o zapatillas deportivas, pero cuando llega el buen tiempo queremos lucir unos pies sanos y bonitos y eso no será posible si no les hemos prestado la atención necesaria.

Tener unos pies bonitos no es complicado. Solamente necesitas dedicarles algo de tiempo. Y, sobre todo, incluirlos en tus rutinas y tratamientos habituales de belleza.

Causas de pies secos o agrietados

La sequedad de pies, al igual que las grietas en los talones, puede deberse a numerosos motivos, siendo alguno de los más habituales:

  • El calor excesivo. Las altas temperaturas pueden llegar a causar problemas leves, aunque molestos en nuestros pies.
    Los continuos lavados. Como sucede con el resto de nuestro cuerpo, la piel de nuestros pies tenderá a resecarse inevitablemente si no tomamos ciertas precauciones. Como ducharnos con agua templada (unos 30º), preferiblemente no más de una vez al día y utilizando geles respetuosos con nuestro PH. Así que no lo olvides, el código del correcto cuidado de los pies incluye ser precavidos con el agua y, sobre todo, con el gel.
  • El uso de calzado inapropiado, ya sea por ser de baja calidad o porque no hemos escogido un zapato que se adapte correctamente a nuestro pie, es una de las razones más comunes para los pies y talones secos.

Consejos para el cuidado de los pies

Con unos minutos de dedicación al día para el cuidado de los pies conseguiremos darles su merecido descanso y, al mismo tiempo, lucirán mucho más lindos. Estos consejos nos pueden ser de gran utilidad:

  • Lavar los pies todos los días con agua tibia y jabón, prestando mucha atención al espacio entre los dedos. Secar bien, los pies no deben quedar húmedos.
  • Usar la piedra pómez para eliminar las células muertas y suavizar los callos.
  • Aplicar una crema hidratante, especialmente por la zona de los talones y evitando poner crema entre los dedos.
  • Si nuestros pies sudan o se hinchas es muy aconsejable, y placentero, darles un baño preparado con infusiones de plantas.
  • Regalarles, de vez en cuando a nuestros pies un buen masaje es ideal. El masaje de pies ayuda a reducir la fatiga y alivia el estrés y la fatiga.
  • No debemos olvidar, en verano cuando usamos sandalias, aplicar a los pies protección solar igual que al resto de nuestro cuerpo.
  • En el gimnasio o la piscina usar siempre chanclas para evitar un posible contagio de hongos.
  • Cortar las uñas de los pies siempre en línea recta para evitar que se encarnen.
  • Usar zapatos de la talla correcta, evitaremos rozaduras y dolorosas ampollas. Si hemos de comprar zapatos es mejor hacerlo al final del día cuando los pies están un poco hinchados.
  • A ser posible usaremos calcetines de tejido cien por cien naturales.

En nuestra tienda online encontrarás todo lo que tus pies necesitan para lucirse hidratados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *